Artículos

Alerta por listeria encontrada en una marca de quesos

Este caso ha ocurrido en Ezquioga-Ichaso, Guipuzkoa. El pasado 26 de noviembre el Departamento de Salud del Gobierno vasco dio una alerta:  Presencia de listeria en los quesos curados elaborados con leche de oveja, con su consecuente retirada de los puntos de venta de la marca.

La compañía guipuzcoana Berroeta SC,que distribuye en carnicerías y mercados locales de Gipuzkoa y en una carnicería de Vizcaya, ha tenido que retirarlos como medida preventiva.

Aunque por el momento no hay constancia de ningún caso de listeria, el Departamento de Salud del Gobierno vasco advierte que en caso de haber adquirido un queso de la marca se abstenga de consumirlo y este sea devuelto a el comercio donde se obtuvo. No obstante es necesario conocer qué es y cómo detectar sus síntomas.

¿Qué es la listeriosis?


La listeria es una bacteria presente en animales tanto salvajes como domésticos, también en suelos y agua. La listeriosis se produce cuando la bacteria de listeria toma contacto con el organismo provocando una infección. La leche y sus derivados suelen ser una de las causas de listeriosis y no es el primer caso que se conoce. En España ya son 195 casos de listeriosis provocados por alimentos siendo una de las zonas más afectadas Andalucía.

¿Cómo podemos detectar los síntomas de la listeriosis?

En la mayoría de los procesos el síntoma más común en la bacteria se detecta porque te provoca una gastroenteritis, que es una infección o inflamación de la mucosa en el intestino provocando vómitos o diarrea. Cuando se es adulto la bacteria puede causar distintas enfermedades como pueden ser:

  • Endocarditis, esta enfermedad provoca la inflamación del revestimiento interior de las válvulas y cámaras cardiacas. En este caso puede llegar a afectar a órganos vitales provoca fiebre elevada, frecuencia cardiaca elevada, fatiga y fácil rotura de válvulas.
  • Neumonía, que es una infección en uno o en ambos pulmones, que provoca que aparezca una inflamación en los alvéolos causando daño pulmonar.
  • Meningitis, es la inflamación de unas membranas que rodean el cerebro y la médula espinal y provoca fuertes dolores de cabeza, fiebre alta, somnolencia, pérdida de la consciencia, agitación delirio o convulsiones.
  • Erupción cutánea.



¿Quien sufre mayor riesgo?

Las personas mayores, mujeres embarazadas, fetos, niños recién nacidos y adultos con un sistema inmunológico debilitado.

Para aquellas personas que estén dentro de personas de riesgo, se les recomienda seguir los siguientes consejos:

  • Lavarse las manos siempre que manipulen alimentos, antes y después.
  • Los utensilios de cocina que hayan estado en contacto con alimentos deben lavarse concienzudamente para eliminar cualquier batería.
  • El frigorífico debe estar a una temperatura de 4 grados, teniendo que llevar un control para que no hayan variaciones que puedan alterar el estado de los productos. Los alimentos cocinados deben estar cubiertos y lejos de los alimentos crudos. Y tener en cuenta la fecha de caducidad de los productos.
  • Las carnes deben cocinarse completamente, no dejando ninguna parte cruda. Además si se comen sobras no deben comerse frías deben calentarse antes.
  • Evitar comer leche no pasteurizada o derivados.
  • Evitar comer productos crudos como embutidos loncheados y envasados, salvo que se cocinen.
  • Evitar consumir pescados ahumados refrigerados o marinados.
  • No consumir fruta sin esterilizar (limpiar) o brotes crudos.

Si te encuentras en el grupo de riesgo contacta con expertos que te asesoren, como Centro Tecnológico de Seguirdad Alimentaria, y te informen de una dieta y protocolo de higiene debes seguir.

Autor


Avatar