Noticias

Si no enfrías así el arroz, te expones a una intoxicación alimentaria

Estamos acostumbrados a que nos digan que las bacterias mueren si se cocinan a ciertos grados de temperatura. Pues bien, en este caso no sucede lo mismo cuando cocinamos o hervimos el arroz. Debemos tener en cuenta una serie de medidas, que explicaremos a continuación en el blog de Centro Tecnológico de Seguridad Alimentaria, para no terminar intoxicados.

¿Cómo se reproducen las bacterias?

En general, el método más común de reproducción de una bacteria es la bipartición, es decir, se duplica su ADN y esa célula se divide. Por lo tanto, su propagación dependerá de las condiciones del alimento y de factores externos como la temperatura y tiempo a la que están expuestos los alimentos.

Hay que tener en cuenta que la reproducción de una bacteria será más fácil en los siguientes casos:

  1. Cada 20 minutos, así que cuanto más tiempo se conserve más posibilidades de contaminación.
  2. En alimentos que se conservan entre 5 y 60 grados, por lo que cuánto más bajas sean las temperaturas mejor.

B. Cereus y cómo acabar intoxicados

Bacillus Cereus es una bacteria que está presente en muchos alimentos, especialmente en el arroz, las sobras, y otros alimentos que hayan estado en reposo a temperatura ambiente. Esta bacteria, en el caso que no se haya refrigerado correctamente, puede producir diarreas y vómitos a los 15 minutos de haberlo ingerido.

¿Porqué sucede esto? Este microorganismo se conoce como anaeróbico, es decir que “no necesita el aire para vivir” y que por lo tanto forma esporas, esto evita que muera a altas temperaturas.

En un principio, al cocinar, sus células se destruyen y son las esporas las que pueden sobrevivir, superar las altas temperaturas y por lo tanto permanecer en el alimento. Por lo tanto no se trata de la temperatura a la que se haya cocinado sino dependerá de cuánto tiempo ha estado en reposo a temperatura ambiente.

Aquí es cuando llega el problema, dado que las esporas comienzan a multiplicarse a una temperatura entre 10 y 60 grados y puede producir toxinas dando lugar en una intoxicación alimentaria.

Solución y cómo evitar su intoxicación

Como hemos visto antes, la solución está en controlar el tiempo de reposo que dejamos un alimento enfriándose a una temperatura ambiente. A continuación dejamos una serie de consejos para evitar el mal trago y no caer en una intoxicación alimentaria.

  • Una vez abierto un paquete de arroz, es aconsejable guardarlo en un tarro hermético, en un lugar seco y fresco donde no alcance el calor ni la humedad.
  • Una vez cocinado, para evitar su propagación, debe de enfriarse lo más rápido posible, si no se consume en el momento, a 4 grados o menos o mantenerlos calientes por encima de los 60 grados.
  • El vinagre de arroz y el azúcar y el jugo de limón son un buen aliño para evitar intoxicaciones ya que frena el crecimiento de la bacteria. Este método se utiliza en la elaboración de sushi. 
  • No mantener más de 2 horas a temperatura ambiente, si esto sucede debemos deshacernos del alimento.

Autor


Avatar