COVID-19

¿Cuándo hacerme la prueba PCR?

A medida que la COVID-19 continúa propagándose, y a la espera de que las vacunas puedan empezar a mostrar sus efectos a la escala necesaria, la prueba PCR siguen siendo esencial para controlar el coronavirus. Una vez que las personas saben que están infectadas, pueden aislarse, alertar a otras personas del riesgo y detener la propagación. Sin embargo, tras meses después de la pandemia, son aún muchas las personas que todavía se sienten confundidas acerca de los test PCR. Aún hay dudas sobre cuándo y en qué condiciones se debe solicitar una prueba, o no se comprende bien lo que una prueba puede informar sobre el riesgo que se tiene.


¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Algunas personas infectadas con el virus no presentan síntomas. Cuando el virus causa síntomas, los más comunes incluyen fiebre, dolor de cuerpo, tos seca, fatiga, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta, pérdida del apetito y pérdida del olfato. En algunos casos, la COVID-19 origina síntomas más graves, que incluyen fiebre alta, tos intensa e importantes dificultades para respirar. También pueden experimentarse síntomas neurológicos, gastrointestinales o ambos. Estos pueden ocurrir con o sin síntomas respiratorios.

La COVID-19 puede afectar también la función cerebral en algunas personas. Los síntomas neurológicos específicos que se observan en personas con COVID-19 incluyen pérdida del olfato, incapacidad para saborear, debilidad muscular, hormigueo o entumecimiento en las manos y los pies, mareos, confusión, delirio, convulsiones y accidente cerebrovascular.

Además, algunas personas presentan síntomas gastrointestinales como pérdida de apetito, náuseas, vómitos, diarrea y dolor o malestar abdominal asociados con la COVID-19. El virus causante también se ha detectado en las heces, lo que refuerza la importancia de lavarse las manos después de cada visita al baño y desinfectar regularmente los accesorios del baño.

¿Qué debe hacerse si se cree se podría tener una infección por COVID-19?

Primero, llamar a nuestro médico para que se pueda recibir el consejo y la orientación profesional adecuada. Nos podrán dirigir al mejor lugar para pruebas y tratamiento en cada caso.

Si se tiene una temperatura corporal alta o muy baja, dificultad para respirar, confusión o sensación de un posible desmayo, debemos buscar una evaluación médica inmediata. Llamar o acudir al centro de atención de urgencia o al departamento de emergencias para recibir atención especializada con rapidez.


¿Cómo sé si tengo COVID-19 o gripe común?

La COVID-19 a menudo causa síntomas similares a los que experimentaría una persona con un fuerte resfriado o gripe. Y al igual que la gripe, los síntomas pueden progresar y resultar peligrosos.
Hasta ahora ha habido un número mucho menor de casos de influenza que el habitual, probablemente debido a las medidas mejoradas de salud pública para prevenir la propagación de la COVID.

Por lo tanto, en el momento actual, las personas con síntomas similares a los de la gripe pueden asumir que tienen probabilidades suficientes de presentar COVID. Eso significa aislarse y ponerse en contacto con el médico para organizar las pruebas pertinentes.

Hacerse la prueba de COVID-19 sin síntomas

Las personas expuestas al virus que han tenido contacto cercano con un caso confirmado deben hacerse la prueba, tengan o no síntomas. Al identificar a las personas que son positivas al inicio de la progresión de la enfermedad antes de que desarrollen síntomas y al implementar intervenciones de salud pública, podemos prevenir un gran porcentaje de infecciones. Esto es clave, porque hemos aprendido que la infección asintomática es un factor crucial de esta epidemia.

El período de incubación del virus es de alrededor de 5 a 7 días, pero puede ser de hasta 14 días. Por eso es importante hablar con nuestro médico si se ha tenido contacto cercano con algún caso positivo y seguir sus instrucciones.


¿Qué detectan las pruebas PCR?

Se debe realizar una prueba de diagnóstico especializada para confirmar que una persona tiene una infección activa por coronavirus. La mayoría de las veces, personal especializado toma un hisopo de la nariz del paciente. Algunas pruebas se pueden realizar con una muestra de saliva. Luego, la muestra se analiza para ver si tiene material genético del virus (prueba de PCR) o proteínas virales específicas (prueba de antígenos).

Las pruebas de PCR detectan la presencia del material genético del virus mediante una técnica llamada reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa o RT-PCR. La precisión de cualquier prueba de diagnóstico depende de muchos factores, entre ellos, si la muestra se recogió correctamente, cuándo se realizó la prueba durante el curso de la enfermedad y si la muestra se mantuvo en condiciones adecuadas mientras se envió al laboratorio. En general, las pruebas de PCR son muy precisas, para esto es siempre imprescindible realizarlas en laboratorios especializados y con personal formado específicamente para este tipo de labor.

En el Centro Tecnológico de Seguridad Alimentaria contamos tanto con las instalaciones como el personal y equipamiento adecuado; con capacidad para realizar pruebas PCR o también análisis PCR-RT de muestras clínicas sospechosas de infección.

Desde Centro Tecnológico de Seguridad Alimentaria podemos realizar todas las pruebas necesarias para la detección y prevención de contagios de la COVID-19; poniéndonos a disposición de quien pueda necesitar pruebas de PCR en Alicante.

Autor


Avatar